Montar su PC

La aparición de los nuevos procesadores Intel Core 2 Duo hará que muchos quieran actualizar su ordenador, si es que es posible hablar de actualización. Los Core 2 Duo admiten una placa base con un soporte LGA775, una memoria DDR2 y solo existen en PCI-Express. Así, más vale advertir desde el principio de que, en muchos casos, habrá que montar una configuración totalmente nueva. Aunque los discos duros, incluidos los de gran capacidad, funcionan aún en Parallel ATA, las nuevas placas funcionan en su mayoría en Serial ATA. Como último detalle, existe el riesgo de que la llegada de los nuevos conectores conlleve el cambio del bloque de alimentación. Es el regreso de Intel.

Nuestra última guía de montaje estaba basada en una configuración en torno a un Athlon 64. Ya utilizaba PCI-Express y Serial ATA, pero mantenía la DDR400. En esta nueva edición, nos quedamos con un procesador Intel Core 2 Duo, que ofrece un rendimiento de primera categoría y  un precio bastante interesante. Hay pocos cambios en lo que se refiere al montaje propiamente dicho, pero hay que tener en cuenta ciertos aspectos a la hora de elegir los componentes. Es el caso del montaje de un procesador LGA775 o de los conectores de alimentación EPS.

Para realizar este dossier, hemos utilizado la placa base Intel D975XBX. Esta placa base funciona con el chipset Intel i975X, uno de los conjuntos de componentes con más alto rendimiento disponibles en el momento de la aparición de los procesadores Core 2 Duo. Como muchas otras placas base que utilizan el mismo chipset, la D975XBX solo dispone de un puerto Parallel ATA, por lo que no puede gestionar dos periféricos de forma simultánea. Es mejor por tanto reservar este puerto para un lector y una grabadora de DVD. Sin embargo, sí cuenta con 8 puertos Serial ATA. La Intel  D975XBX requiere una alimentación ATX principal a través de un conector de 24 pines y una alimentación auxiliar ATX de 12 voltios con 8 pines, sin las cuales se corre el riesgo de que el PC no arranque. Se puede reducir el problema de forma parcial con un adaptador de 20 a 24 pines y con otro de 4 a 8 pines, que vienen con la placa. Aun así, esta solución es solo un remedio provisional.

Como acabamos de ver, muchos conectores han cambiado. En el campo de las nuevas alimentaciones, estas tienen que disponer obligatoriamente de un conector principal ATA de 24 pines y de un conector auxiliar de 12 voltios con 8 pines. Los fabricantes proponen una fórmula muy práctica con conectores que pueden unirse o separarse según las necesidades, proponiendo de esta manera 24 pines o 20 pines + 4 que no se conectan y 8 pines o 4 pines + 4 que no se conectan (o incluso una toma de 8 pines y una de 4 pines). Las tarjetas gráficas PCI-Express requieren también una alimentación complementaria con un conector de 6 pines que añade un complemento de tensión de 12 voltios. Para aquellos que quieran instalar dos tarjetas gráficas en SLI o en CrossFire, será conveniente una alimentación equipada directamente con dos conectores PCI-Express. Finalmente, los discos duros Serial ATA, que antes venían equipados con una doble alimentación, ahora solo tienen una toma SATA. En esta guía, la alimentación utilizada en una Sunbeam Nuuo de 540 vatios, con toda la conexión que se requiere para una configuración reciente.

El procesador elegido para esta configuración en un Intel Core 2 Duo E6600 (2400 MHz), con una relación precio/ prestaciones (en el momento de su lanzamiento) bastante atractiva. En su versión de torre, incluye un ventilador de calidad y cuenta con una garantía de 3 años

En lo que se refiere a la memoria, hemos elegido por supuesto la DDR2. El artículo se ilustra con un kit Corsair Twin2X compuesto de dos módulos de 512 MB en DDR2-667 44412. La DDR2-667 presenta una buena relación precio-prestaciones, pero la DDR2-800 aparece como una opción más actual. Sea como fuere, no cambia en nada el funcionamiento. Como la i975X está pensada para el Dual Channel, se tiene que optar por dos módulos de memoria idénticos. En este punto, conviene recordar que la DDR (184 pines) y la DDR2 (240 pines) no son compatibles.

En cuanto a discos duros hay mucho donde elegir: ATA-100, ATA-133, SATA o incluso SATA-II. Aquellos que han pensado en el SATA-II para conseguir un rendimiento fuera de lo normal deberían desengañarse. No hay que confundir la velocidad máxima teórica de la interfaz con la realidad. En el uso corriente, es la parte mecánica del disco la que limita rápidamente el rendimiento. Una cosa está clara: se debe elegir SATA. Ciertos conjuntos de componentes que están al llegar ya no propondrán el puerto Parallel ATA. La guía está ilustrada con un disco duro Samsung Spinpoint SATA-II.

El puerto PCI-Expresss sustituye a la interfaz AGP. Independientemente del nivel de rendimiento deseado y del precio (estrechamente relacionados), también hay mucho donde elegir, ya sea en ATI o en NVIDIA. Sin embargo, el sistema de refrigeración suele ser ruidoso, si exceptuamos los GeForce 7900 GTX (de gama muy alta) y los Radeon IceQ3 de HIS. El artículo utiliza una HIS IceQ3 Radeon X1900 GT, con un rendimiento algo más bajo que una Geforce 7900 GT pero mucho más discreta

La caja Centurion 534 es una de las últimas que hemos probado. Es ideal para las configuraciones actuales. Todos los elementos, excepto la placa base, se montan sin tornillos y son de fácil acceso. La ventilación está garantizada con un conducto de aire que cae justo en frente del ventilador del Core 2 Duo. La base de este conducto  es de 80 mm., por lo que es posible colocar un ventilador si se necesita. Además, la Centurion 534 está equipada con un ventilador de 120 mm. en la parte delantera y puede contener un segundo ventilador del mismo tamaño en la parte trasera.

Tampoco es necesario desaprovechar el espacio con unidades ópticas. Una grabadora de DVD basta para leer y grabar todos los medios actuales. Lo ideal es añadirle un lector de DVD más potente para la lectura. Si las grabadoras de DVD ya están comercializadas en Serial ATA, los lectores de DVD siguen funcionando en Parallel ATA.

El montaje

Instalación del procesador

En la placa base van a ir el procesador y la memoria. Aunque pueda resultar tentador examinar con detalle los componentes, conviene dejarlos en su caja hasta que se vayan a montar. El montaje de un PC no es una operación demasiado larga. Sin embargo, si es la primera vez, hay que calcular más de una hora. No sirve de nada empezar a montarlo si sabemos que solo tenemos cinco minutos libres.

La operación más crítica sigue siendo la fijación del procesador. En el caso de un Core 2 Duo, la CPU es bastante resistente. A diferencia del resto de procesadores, los que utilizan el LGA775 no tienen pines, sino puntos de contacto. Es el soporte LGA775 el que incorpora numerosas clavijas pequeñas salientes, que entrarán en contacto con las zonas previstas a tal efecto en el procesador. Este soporte requiere una atención particular. Dicho esto… ¡manos a la obra!

Una vez que hemos desembalado la placa base y que hemos retirado el plástico de protección del soporte LGA, basta con abrirlo con la palanca. Esta libera la parte metálica superior, que puede estar levantada. Hay que evitar tocar los 775 pines, pues hay un alto riesgo de estropearlos. Una vez hecho esto, el soporte estará listo para recibir el procesador.

La base del Core 2 Duo está protegida por un plástico que hay que retirar antes de montarla. Dos de los lados del Core 2 Duo tienen una muesca en el primer cuarto. Corresponden a los resaltes del soporte. Así, es imposible colocar el procesador de manera incorrecta. Basta con situar el Core 2 Duo en su soporte en la única posición posible.

El bloqueo del procesador se hace en dos veces: se cierra la parte superior metálica del socket y se asegura bajando la palanca. Este tipo de montaje es muy práctico para poder desmontar en el futuro el sistema de refrigeración. Como el procesador está encerrado en una estructura metálica, no existe riesgo alguno de arrancarlo de su soporte al retirar el radiador.

Montaje de la memoria

El montaje de los módulos de DDR2 sigue siendo el mismo que el del resto de memorias. Después de abrir los cierres a ambos lados del soporte, basta con introducir el módulo. Solo es posible colocarlo en una posición, gracias a un dispositivo antierrores (una muesca en el módulo y un saliente en el soporte). Los módulos de memoria están enganchados correctamente cuando los cierres se suben solos. En el caso de la placa base Intel D975XBX, hay que instalar los módulos en los soportes azules o negros para aprovechar el modo de Doble Canal.

Fijación del radiador

La última operación que hay que efectuar en la placa base es el montaje del sistema de refrigeración. Los Core 2 Duo conservan el mismo radiador que los antiguos Pentium 4 y Pentium D. Es aconsejable retirar la pasta disipadora que tiene en la base, aunque su funcionamiento sea correcto, y utilizar por ejemplo la Arctic Silver 5 para mejorar la conductividad. Es precisamente esa la que hemos elegido.

El radiador que viene con el Core 2 Duo se fija a la placa base con cuatro pivotes de plástico que se meten en los orificios de la placa. Para bloquearlo hay que apretar fuerte los cuatro botones negros. Así, una varilla abre los ganchos metidos en los orificios de la placa base. Los cuatro botones están marcados con una flecha que indica un cuarto de vuelta. Para armar estos botones y poder bloquear el radiador, tienen que girarse en sentido contrario a las flechas. Para desmontar el radiador habrá que efectuar el cuarto de vuelta y levantar los botones. El sistema es bastante simple, pero los ganchitos de plástico no resisten muchos montajes y desmontajes seguidos. Antes de fijar definitivamente el sistema de refrigeración, hay que orientar el radiador (cilíndrico) de manera que los cables de alimentación del ventilador puedan llegar a la toma.

Hay que precisar que el HSF que incluye el Core 2 Duo está equipado con cuatro cables. Uno de ellos, el PMW (Pulse Wide Modulatring), permite que el ventilador alcance un régimen de rotación más reducido que si se limita la alimentación a 12 voltios. El PC hace menos ruido gracias a la reducción de velocidad del ventilador. Este sistema es compatible con los ventiladores de tres cables pero, en ese caso, no es posible reducir de manera tan significativa la velocidad del ventilador.

Montaje de la placa base

Ahora que está preparada la placa base, hay que preparar la caja para colocarla. La placa base se fija con 9 enganches que hay que atornillar al fondo de la caja. No hay que olvidarse de sustituir la plaqueta genérica que viene con la torre por la específica de la placa base. Esta plaqueta se coloca simplemente en su espacio, que tiene un tamaño estándar.

La instalación de la placa base es una operación que requiere un mínimo de atención. Para preparar el terreno, es aconsejable liberar el espacio de la placa base y sobretodo retirar los cables de conexión frontal (audio, USB y Firewire). Hay que tener cuidado para no dejar que se meta ningún tornillo u otro objeto entre la placa y el fondo de la caja y hay que asegurarse de que ninguna patilla de la plaqueta se mete en un puerto (USB, Fire Wire, Ethernet o PS/2). Una vez que la placa base está bien colocada, solo hay que atornillarla. Lo ideal es empezar por el tornillo central, lo que permite fijarla pero dejando que tenga el juego suficiente para poder alinearla después con los otros tornillos. Es inútil apretar demasiado los tornillos, pues en ese caso los enganches podrían aflojarse si hubiese que desmontar la placa.

Los periféricos

Para montar el lector hay que retirar la parte frontal de la caja para desmontar la plaqueta metálica con blindaje EMI. Después, basta con situar el lector en una bahía 5¼. Solo queda colocar la placa corrediza que sirve de apoyo a la grabadora y fijarla bajando el tope. Si quiere montar una grabadora y un lector, uno de los dos tiene que ir ajustado como «master» y el otro como «slave». Cuando las unidades ópticas están montadas, solo queda volver a colocar el frontal de la caja.

El montaje del disco duro se hace en un santiamén: se fijan los raíles por ambas partes y se introduce el disco en uno de los tres espacios previstos a tal efecto. ¡No podría ser más fácil!

Conexiones de la caja

Es el momento de conectar la placa base a la caja. La primera etapa consiste en enchufar los diferentes conectores, como el power, reset, hdd led y power led. Los leds tienen un sentido para enchufarlos: el cable de color tiene que conectarse al enchufe positivo, que normalmente está marcado con el signo «+». En caso de error, basta con cambiarlo, pero como estos conectores suelen ser de difícil acceso, es mejor tratar de colocarlos correctamente desde el principio aunque lleve más tiempo. En el caso del Centurion 534 y del Intel D975XBX, la conexión de los puertos USB, FireWire y audio es muy simple.

Los cables son lo suficientemente largos, por lo que basta con conectarlos. Para la parte de audio, el Centurion propone tres tomas: AC97, HD Audio o «cable a cable». En nuestro caso, hemos utilizado el conector HD Audio, que corresponde directamente a la conexión de la placa base. En el caso de las cajas y las placas base de menor calidad, los enchufes de los conectores audio, FireWire y USB se conectan normalmente «cable a cable». Las instrucciones no suelen ser claras y, en caso de error, el riesgo de fundir el controlador o el periférico USB es elevado.

Conexión de los periféricos

La conexión del disco duro a la placa base es un juego de niños. Los cables SATA son finos y están equipados con un dispositivo antierror, por lo que no hay riesgo de equivocarse. Para las unidades ópticas, la cubierta IDE curva es más práctica que una cubierta plana, ya que interrumpe menos el flujo de aire y se adapta mejor a la forma de los espacios. El conector azul va a la placa base, mientras que el «master» y el «eslave» se pueden conectar libremente en los puertos negro y gris.

La conexión del disco duro a la placa base es un juego de niños. Los cables SATA son finos y están equipados con un dispositivo antierror, por lo que no hay riesgo de equivocarse. Para las unidades ópticas, la cubierta IDE curva es más práctica que una cubierta plana, ya que interrumpe menos el flujo de aire y se adapta mejor a la forma de los espacios. El conector azul va a la placa base, mientras que el «master» y el «eslave» se pueden conectar libremente en los puertos negro y gris.

Alimentación eléctrica

La antepenúltima etapa consiste en montar el bloque que va a alimentar el conjunto. Hemos utilizado un modelo modular, lo que evita tener un paquete de cables inútiles. La instalación en el Centurión 534 no plantea problemas: se desliza en su hueco por el interior y se fija con 3 tornillos. En nuestro ejemplo, hemos conectado una línea molex para el lector DVD, una línea SATA para el disco duro y la alimentación PCI-Express. Todas están equipadas con un dispotivito antierror que hace imposible cualquier montaje erróneo. Lo mismo ocurre con el conector ATX 24 de 24 pines y el conector auxiliar ATX de 12 voltios con 8 pines.

Montaje de la tarjeta gráfica

Hemos dejado la tarjeta gráfica para el final para facilitar la colocación de los diferentes cables. Hay que colocarla en un slot PCI-Express 16x. La operación es simple, solo hay que empujarla dentro del slot hasta que el enganche blanco la bloquee. Una pieza de plástico articulada asegura la fijación a la caja. No hay que olvidar conectar la alimentación PCI-Express.

¡Terminado!

Solo queda conectar la pantalla, el teclado, el ratón, los altavoces, el sector y la red. En nuestro caso, todo se ha llevado a cabo sin problemas, todo ha funcionado desde el principio. Si todo sale así de bien en su configuración, solo tendrá que cerrar el panel lateral y proceder a instalar el OS. Por defecto, la D975XBX arranca con las unidades ópticas. Basta con meter el CD de Windows XP o Linux en el lector para empezar la instalación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *