Teléfonos Celulares

El teléfono móvil es desde hace tiempo un fiel compañero de todos y cada uno de nosotros… Para los usuarios que cambian de teléfono en cada nueva generación, toda evolución parece natural. Pero cuando cambiamos de teléfono sólo en caso de avería, podríamos vernos algo perdidos ante la avalancha de funciones que ofrecen los nuevo móviles. Un pequeño análisis de las posibilidades que ofrece un teléfono de alta tecnología, nos permitirá discernir entre lo útil y lo accesorio.

La pantalla es, sin duda, lo que más ha progresado en los teléfonos. Hoy en día la mayoría de móviles dispone de una pantalla en color bastante grande. Los modelos más potentes disponen de una resolución del orden de 170 x 200 píxeles a 65.000 colores. Los más económicos se ven limitados normalmente a unos 100 x 80 píxeles a 4.096 colores. Si bien el color es una auténtica ventaja, las pantallas más potentes tienen mayor sentido en teléfonos móviles equipados con cámara fotográfica y otras funciones como  multimedia, agenda, juegos, etc.

Cada vez más teléfonos incluyen una cámara fotográfica digital. La resolución del objetivo suele ser “VGA” (1/2 Megapíxel), pero ya existen modelos que disponen de resoluciones de entre 1,3 y 2 Megapíxeles. A excepción de algunos modelos recientes, la calidad de las imágenes se encuentra en clara desventaja respecto a la de una cámara digital, incluso de gama baja. Sea como sea, disponer de una cámara fotográfica en un teléfono permite inmortalizar pequeños acontecimientos…

El tono es claramente lo que marca la diferencia entre los distintos aparatos. Gracias a la polifonía el móvil tiene acceso a tonos más elaborados, pero la mejor opción es la posibilidad de utilizar ficheros de onda (wav) y, sobre todo, MP3. También es muy fácil cargar en ellos nuestras propias melodías.

Los teléfonos se conectan a una red GSM, pero algunos pueden conectarse a redes rápidas GPRS y UMTS (3G), mediante contratos específicos. Aunque el GPRS ofrece una cierta mejora, el 3G supone casi un “ADSL inalámbrico”. Ambas permiten conectarse a alta velocidad, concretamente para el acceso WAP (Internet móvil), envío y recepción de MMS (mensajes con sonido e imágenes), correo electrónico, navegación por Internet, información territorial, etc.

Gracias al puerto de infrarrojos, al Bluetooth o al cable de datos, algunos teléfonos pueden conectarse a un ordenador o a una PDA. De este modo, pueden intercambiar todo tipo de información: imágenes, fotos, logos, tonos, temas, etc. Lo que es mejor, estos teléfonos pueden hacer las veces de módem externo y proporcionar conexión a Internet a un ordenador (portátil) o PDA. Se recomienda una conexión GPRS (o mejor, 3G) para poder navegar o leer el correo electrónico en cualquier lugar. La comunicación Bluetooth es muy práctica, ya que consiste en una conexión inalámbrica que permite que los dispositivos no estén uno frente al otro. Muchos aparatos soportan este estándar de comunicación: auriculares, equipos de manos libres, cascos, ordenadores (portátiles), PDA, GPS, impresoras, etc.

Aquellos usuarios con listas de contactos o agendas muy nutridas apreciarán la posibilidad de sincronizar su teléfono con programas como Outlook 2003. Con una sencilla operación, todos los contactos, tareas y citas serán transferidas al teléfono, que se convierte en un pequeño organizador digital. Finalmente, existe una categoría muy específica de teléfonos móviles llamados “Smartphone”. Estos aparatos combinan las funciones de un teléfono, un organizador digital y, a veces, una cámara fotográfica. Disponen de pantallas de gran tamaño y de una resolución muy elevada (de hasta 320 x 320 píxeles). A diferencia de los “teléfonos normales”, los Smartphones utilizan un sistema operativo como el de los PDA: Windows Mobile 2003, PalmOS o Symbian.

La incorporación del lenguaje Java en los teléfonos móviles abre la puerta a una larga lista de posibilidades: navegación GPS, juegos, etc. Las aplicaciones basadas en Java pueden descargarse desde la web del fabricante del móvil o desde la de la empresa operadora, incluso mediante WAP. Normalmente estos servicios tienen un cargo adicional…

Finalmente, algunos teléfonos disponen de otros ases en la manga: reproductor MP3, radio FM, grabación de vídeos de corta duración, carcasas intercambiables, flash (con función de linterna de bolsillo), grabación de notas de voz, etc. Y por último, ¡el diseño! Pero todo es cuestión de gustos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *